Fundación Pensar en Durban – Boletín #3

COP17
Durban,
Sudáfrica,

Fundacion
Pensar. Planeta, Politica, Persona

30 de noviembre de 2011

 

En el tercer día de desarrollo de las negociaciones de la COP17 de Naciones Unidas, se vislumbra un ambiente de profundos desacuerdos entre países sobre varias temáticas, que deberían de encontrar acuerdos este año, sin embargo sus grupos de trabajo continúan intentando avanzar en los temas políticos y técnicos.

 

El día comenzó con las sesiones plenarias de la Conferencia de las Partes (COP)* y de la Reunión de las Partes (MOP)*.  Sin embargo, se llevaron a cabo diversas reuniones de grupos de contacto y consultas informales referentes a varios temas por parte de el Grupo de Trabajo Especial sobre Cooperación a Largo Plazo (AWK-LCA)* y el Grupo de Trabajo Especial para Futuros Compromisos para las partes Anexo I bajo el Protocolo de Kioto (AWG-KP)*, el Órgano Subsidiario de Ejecución (SBI)* y el Órgano Subsidiario de Asesoramiento Científico y Tecnológico (SBESTA)*.

 

Se destacó dentro de las diversas actividades desarrolladas la felicitación del Grupo de los 77 y China a la Presidencia de la COP17, de llevar a cabo consultas sobre las políticas, bajo la palabra en Zulú “INDABA” que se están desarrollando en las negociaciones, ya que contienen, desde su perspectiva, un formato transparente donde todos los actores participan. La Presidencia de la COP17 se ha preocupado por instaurar un modelo de negociaciones que pueda llevar a resultados concretos a partir de un proceso participativo abierto.

Es importante señalar que durante estas negociaciones existen varios temas cruciales que se encuentran en discusión y que en muchos de ellos se requiere de una voluntad política por parte de los países para poder avanzar y alcanzar acuerdos. Dentro de estos temas se desataca por su relevancia la supervivencia o continuación del Protocolo de Kioto, que hasta el momento ha puesto los ojos del mundo en Durban. Un segundo tema  se refiere a los compromisos de mitigación a los que los países tienen que comprometerse. El tema de adaptación se ha posicionado como eje rector de las negociaciones, principalmente por la instauración del Comité de Adaptación, donde la sociedad civil está invitada a participar pero con escaños muy limitados para el conjunto de grupos de interés existentes dentro de la Convención. Y por último, un tema central es el de financiamiento y el Fondo Verde.

 

En cuanto al tema de mitigación los países desarrollados han propuesto un modelo que establezca un proceso a través de un sistema internacional que se base en reglas claras para cumplir con los compromisos actuales de los países en reducción de emisiones, donde se aumente el nivel de ambición de los países con un marco de rendición de cuentas, tal cual lo propusieron la Unión europea, Suiza y Australia. En cuanto a los países en desarrollo, existe un consenso contundente de apoyar los documentos no oficiales existentes que proponen entre otros temas, reglas comunes de contabilidad.

Actualmente el tema de financiamiento dentro de las negociaciones cuenta con varios puntos cruciales de trabajo, principalmente orientadas a encontrar soluciones prácticas a varios problemas que se han generado durante este año y anteriores.  Por un lado, más allá de la falta de cumplimiento de los Acuerdos de Copenhague, donde se estableció el compromiso de que los países desarrollados transfirieran a los países en desarrollo 30 mil millones de dólares en el periodo 2010-2012,  el proceso de financiamiento ha estado marcado por la falta de transparencia en el proceso. Por otro lado, la conformación del Comité de Transición (CT), como parte de los Acuerdos de Cancún, a través de las diversas reuniones que llevo a cabo en el año, estableció las bases políticas para la creación del “Fondo Verde”, que por falta de consenso no fue aprobado. Estados Unidos y Arabia Saudita bloquearon su aprobación, argumentado que el tema debe pertenecer a otras esferas de discusión y ser discutido por el G20, además de considerar una falta de consistencia en su diseño y definición de temas. Hoy en Durban, el texto posiblemente sea abierto para su discusión y hay países como Bolivia, Nicaragua y Venezuela que apoyan la idea de trabajar sobre el mismo, sin embargo temen que Estados Unidos logre bloquearlo una vez más y con ello que no se concrete la operación del Fondo. México como Co-Presidente del CT, ha expresado su interés en que el texto se quede como está, pues considera que el proceso sufriría un retroceso significativo si se vuelve a discutir. Hasta el momento el Fondo Verde no cuenta con fuentes de financiamiento claras, por lo que se espera que en estas negociaciones se establezca un método de trabajo que logre establecerlas. El avance en la discusión del tema del Fondo verde, significaría avanzar sustancialmente en uno de los temas más necesarios de las negociaciones internacionales de cambio climático.

*Las siglas corresponden a sus nombres en inglés