Pacto Climático Global de Ciudades

El Pacto Climático Global de Ciudades “Pacto de la Ciudad de México” (PCM) es la decisión fundamental que toman los 138 alcaldes reunidos en el marco de la Cumbre Climática Mundial de Alcaldes (CCLIMA) el 21 de noviembre de 2010 en la Ciudad de México.

La elaboración del Pacto conjuntó esfuerzos de diversos organismos internacionales que participaron como convocantes y aliados de la Cumbre adoptando el criterio de tomar como referencia los acuerdos, planes de acción y pactos climáticos previos, para construir un mecanismo internacional novedoso para el futuro.

El borrador inicial fue elaborado por ICLEI – Gobiernos Locales por la Sustentabilidad, y se puso a consideración de los alcaldes convocados a través de una intensa labor diplomática coordinada por la Fundación Pensar, las organizaciones convocantes y los aliados de la Cumbre.

Como parte de esa actividad diplomática el alcalde Ebrard nombró embajadores del Pacto para que lo promovieran en los ámbitos científico, empresarial, de la sociedad civil, artístico y en los medios de comunicación. Entre los embajadores destaca el Premio Nobel de Química Mario Molina.

El último embajador nombrado el 9 de marzo de 2012 del PCM es Jean- Michel Cousteau. Como resultado de las observaciones y comentarios de los alcaldes, la Fundación Pensar integró el documento final que fue firmado por los alcaldes en la Cumbre Climática Mundial de Alcaldes el 21 de noviembre de 2010 en la Ciudad de México.

 

El Pacto se compone de tres partes principales: la primera resalta en diez puntos el carácter estratégico de las ciudades en el combate al cambio climático; la segunda son los diez compromisos climáticos que asumen las ciudades, y la tercera (que aparece como Anexo 1) define el procedimiento a través del cual las ciudades reportan los compromisos adquiridos que son medibles, reportables y verificables al Registro Climático de Ciudades manejado por carbonn con sede en Bonn, Alemania.