Planeta

El mundo es el espacio donde emergió la vida con su diversidad. Es el espacio donde, tras un largo proceso larvado por la evolución, surgió la especie humana como hoy la conocemos. También el espacio donde esa especie construyó sociedades y el tipo cultural específico de individuo que las constituye. La relación, entonces, entre la sociedad y persona con el planeta es una relación de origen, de vasos comunicantes que se inter e intra comunican. A veces se ha entendido esa relación como una relación externa. Se dice, todos decimos, la relación del hombre con la naturaleza, la relación de la sociedad con la naturaleza, quizás sin percatarnos que esa vida y esas condiciones del planeta forman parte interna, tanto de esa sociedad como de ese individuo. 

Lo que nos constituye como seres humanos no es sólo la interrelación del soma, la psique y la sociedad. A esa configuración humana concurre la naturaleza. Parte de nuestros procesos básicos provienen de ella cuando, por ejemplo, comemos, bebemos, respiramos. Parte de nuestros procesos económicos primarios provienen de ese mundo, como la generación de energía. Los lugares que habitamos fueron heredados: la configuración y tipo de suelo, los lagos, lagunas, océanos, ríos, montañas, selvas, bosques, etc.

 

De esa interrelación surgió una naturaleza y un mundo hominizados y unos individuos y unas sociedades naturadas y mundanas. Es un proceso normal, necesario. Sólo que esa relación se ha alterado significativamente por la acción del hombre, (aunque no exclusivamente) provocando que el modo de existir de la sociedad humana tal y como hoy la conocemos se encuentre en un peligro severo, más allá de cualquier consideración alarmista banal.  El cambio climático, por nombrar sólo uno de los desafíos ambientales capitales de este siglo a este respecto es ya un foco rojo en el destino de la humanidad. Por ello, en la Fundación ponemos en nuestra acción y nuestro pensamiento un especial énfasis en el tema climático y en el lugar donde creemos puede desarrollarse una actividad estratégica para combatirlo: las ciudades.