Persona

Una de las actividades principales de la Fundación consiste en entrecruzar diferentes campos del saber para acercarnos a la comprensión del ser humano. La actualidad nos brinda, por un lado, los avances espectaculares que se han desarrollado, por ejemplo, en la genética, las neurociencias, las ciencias cognitivas, etc; por el otro, con sus más de cien años de existencia, el psicoanálisis nos brinda una mirada privilegiada sobre la subjetividad humana, la estructuración de la mente, la sexualidad. El entrecruce de caminos entre disciplinas -que no siempre se acompañan y que, en ocasiones, se distancian unas de otras por considerar que sólo es verdadero aquello que se ajusta a determinados criterios de cientificidad- será, para nosotros, una forma de abordar al ser humano. Nuestra preocupación radica en acercarnos al saber y sus contenidos de verdad, términos a los que también pueden colaborar la filosofía y la ética. Aunque saber y verdad son una empresa de resultados relativos sujetos a ensayo y error partimos del supuesto de que ninguna disciplina agota la comprensión del ser humano, como tampoco ninguna corriente de pensamiento puede reivindicarse como la única válida para comprender al ser humano.

 

Para precaverse de caer en el relativismo, de que no hay posibilidad de alcanzar comprensiones verdaderas con un grado razonable de certidumbre, o en un entrecruzamiento de saberes que no distinga qué es específico de cada disciplina, intentamos ese cruce de caminos como una manera de alcanzar puntos de referencia que favorezcan una conciencia mayor de nosotros mismos y de nuestros actos en cuanto a sus consecuencias internas, subjetivas, como a las repercusiones que esos actor tiene en nuestro entorno inmediato y en la sociedad a la que pertenecemos.