Importancia estratégica del Pacto

El PCM es un acuerdo eminentemente global por su cobertura geográfica, por la integración de ciudades de diferente condición socioeconómica y climática, por la cobertura integral de las acciones de mitigación y adaptación de las ciudades, por el carácter transparente de sus acciones e instrumentos, por el fomento de actores económicos, sociales y de la sociedad civil a sus actividades y por la actividad diplomática que desarrolla tanto de interlocución con organismos internacionales como en foros mundiales, regionales, nacionales y locales.

El PCM es un acuerdo firmado entre alcaldes en el marco de la Cumbre Climática Mundial de Alcaldes (CCLIMA) realizada el 21 de noviembre de 2010 en la Ciudad de México con el propósito de emprender acciones firmes de mitigación y adaptación ante el cambio climático que permita construir una plataforma a las ciudades y gobiernos subnacionales para acceder directamente al financiamiento internacional de carácter multilateral, nacional y regional. Inicialmente, el PCM fue firmado por 138 alcaldes procedentes de todo el mundo. A mediados de marzo de 2012 se han asociado al mismo 241 ciudades de 51 países pertenecientes a los cinco continentes, quienes albergan, aproximadamente, una población de 200 millones de personas.

 

El PCM representa un salto cualitativo en relación a acuerdos, planes de acción y pactos precedentes e incluso posteriores que han tenido dimensiones nacionales, locales y/o regionales o que están concentrados en temas de energía o adaptación. Sin duda, el PCM se nutre de esos convenios como son: el Acuerdo de Protección Climática de Alcaldes y Gobiernos Locales (2007), El Plan de Acción Climática de los Gobiernos Locales (2007), la publicación del Catálogo de Copenhague de Compromisos de las Ciudades del Mundo para combatir el Cambio Climático (2009), el Comunicado Climático de Copenhague (2009), el Llamado a la Acción Climática de Dunkerque (2010), la Declaración de Bonn del Foro de Alcaldes sobre Adaptación (2010) y La Carta de Adaptación de Durban (2011).

 

El PCM se significa por agrupar no sólo a  megalópolis como París,  Tokio, Sao Paulo, Estambul, Los Ángeles, Ciudad de México, Johannesburgo, sino a ciudades de distintas magnitudes poblacionales y diferentes niveles de desarrollo de las diversas regiones del mundo. Una característica importante del PCM radica en su afán de promover la cooperación internacional. El Pacto lo han firmado y ejecutado desde ciudades líderes en el combate al calentamiento global, como Copenhagen que se ha autoimpuesto la meta de ser una ciudad neutra en carbono para el año 2025, hasta aquellas que apenas inician sus planes de acción climática o sus inventarios de emisiones, y a las cuales son transferidas capacidades y conocimientos.

 

El PCM es transparente en términos globales porque sus acciones y resultados están publicados en línea y cualquier persona puede acceder a ellos. Su primer instrumento es que cuenta con un sólido sustento científico y técnico para el reporte de las acciones que las ciudades se han comprometido a implementar, a través del Registro Climático de Ciudades carbonn (RCCC). Este registro permite cuantificar las acciones climáticas de las ciudades y gobiernos locales en cuanto a sus niveles de reducción de gases de efecto invernadero, y el desarrollo de su portafolio de acciones de mitigación y adaptación. Igualmente, como parte de los compromisos adoptados en el PCM, las ciudades pueden reportar acciones como son la preparación de planes de acción climática o adoptar legislaciones locales que favorezcan la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero. Ello puede consultarse en www.carbonn.org

 

El PCM cuenta también con un sistema de reporte narrativo de las acciones climáticas emprendidas cada año por parte de las ciudades firmantes. Este reporte es integrado en México por la Fundación Pensar. Planeta, Política, Persona. Sus resultados pueden verse en www.fundacionpensar.org.mx La fundación mantiene una comunicación constante con las ciudades para informarles sobre los avances del Pacto, el intercambio de experiencias y la convocatoria a que reporten sus acciones climáticas.

 

Ambos reportes, el técnico y el narrativo, se encuentran disponibles en la página oficial del Pacto: www.mexicocitypact.org lo que permite una transparencia total de las acciones climáticas de las ciudades al poder ser corroboradas por cualquier persona o institución en cualquier parte del mundo a través de internet.

 

El PCM es global por que desarrolla una intensa labor diplomática de interlocución con organismos internacionales como el Secretariado Internacional de la Convención Marco de las Naciones Unidas para el Cambio Climático (CMNUCC); el Banco Mundial, el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), etc. También, por el carácter mismo de las organizaciones que soportan el PCM que son internacionales, como el Consejo Mundial de Alcaldes sobre Cambio Climático, ICLEI, Gobiernos Locales por la Sustentabilidad, Ciudades y Gobiernos Unidos (CGLU), el Club de Madrid y la Fundación Pensar, Planeta, Política Persona. ICLEI y CGLU, por ejemplo, aglutinan a miles de ciudades y gobiernos locales. Igualmente, por la promoción diplomática del Pacto en foros internacionales climáticos y económicos como en Cancún, Bonn, Oslo, Durban, Davos, entre otros.